Abogados del gobierno piden reabrir casos de deportación

Hace pocos años, era normal que jueces de inmigración cerrarán casos de deportación de personas indocumentados que no eran un peligro para la sociedad americana. Es importante entender que los jueces no solo hacían esto para ser buena gente, pero para apartar los casos de baja prioridad para poder atender otros casos más urgentes y disminuir el número de casos que tienen atrasados. Cada juez de inmigración está encargado de miles de casos y en este momento tienen más de 730,000 casos atrasados.

Tengo clientes, muchos de ellos mujeres, que inicialmente aplicaron para asilo pero recibieron lo que se llama un perdón fiscal, lo cual cerraba sus casos de deportación. Estos individuos podían seguir renovando los permisos de trabajo que recibieron como parte del proceso de asilo and podían vivir en paz sin el miedo de ser deportados a los países de donde salieron huyendo. Al principio del 2017, la corte de inmigración dejó de recibir mociones para perdones fiscales.

Ahora el procurador Jeff Sessions está limitando el poder de los jueces para cerrar o suspender ciertos casos. Aparte de eso, abogados de ICE han pedido reabrir aproximadamente 8,000 casos en el transcurso del año fiscal reciente, según el reportaje del Los Angeles Times.

Esta práctica no es nueva. Durante la administración de Obama, abogados federales solicitaron reabrir casos de deportación para individuos que habían sido arrestados o convictos de crímenes, lo cual es lógico. Pero desde que que comenzó la administración Trump, el número de solicitudes del gobierno para reabrir casos de deportación se ha duplicado.

Para ser claro: cerrar o suspender un caso de deportación no le otorga ningún estado migratorio a un inmigrante indocumentado. Simplemente permite que se queden en el país y, en ciertos casos, que puedan renovar sus permisos de trabajo.

Con cada mes que pasa hay menos opciones para alivio para inmigrantes que piden asilo o que han vivido en el país por muchos años y tienen hijos y cónyuges ciudadanos americanos. Obviamente muchas personas están involucradas en este ataque contra los inmigrantes, pero Sessions ha sido instrumental, usando su poder para fines inesperados.

Hay muchas personas que no saben los detalles de los departamentos del gobierno relacionados con inmigración y como un procurador como Jeff Sessions puede influir tanto en el futuro de la inmigración en los Estados Unidos.

Muchas personas conocen el Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security), conformado por agencias como:

  • El Servicio de Inmigración y Aduanas (conocido como ICE por sus siglas en inglés), encargado de detener a inmigrantes ilegales;
  • Los Servicios de Ciudadania e Inmigracion, (conocido como USCIS), que procesan todas las solicitudes de inmigración, como permisos de trabajo, solicitudes de ciudadanía, peticiones laborales y familiares, y solicitudes de asilo; y
  • El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza, encargado de monitorear todas las personas y cosas que entran al país a través de los puertos de entrada y la frontera.

También está el Departament de Justicia, controlado por el procurador Sessions. La corte de inmigración, oficialmente conocida como la Oficina Ejecutiva de Revisión Migratoria o EOIR por sus siglas en inglés, forma parte del Departamento de Justicia. Cuando ICE detiene a una persona indocumentada refiere su caso de deportación a la corte de inmigración. Sessions ha tratado de influir lo que los jueces pueden y no pueden hacer cuando estudian los casos de inmigración. Varias fuentes de noticias han reportado sobre el tema y están de acuerdo de qué Sessions está usando el sistema judicial para promover una política anti-inmigrante en vez de promover un sistema judicial eficiente y justo.

Like us on Facebook